No te conviertas en un piloto

Posted by Wayman Eduardo | 12/10/16 8:00

piloto.jpg

Existe una gran cantidad de artículos, blogs, videos y otros tipos de contenido diciéndote que deberías convertirte en un piloto. Este no es uno de esos. Este es diferente. Todos necesitamos ver las cosas desde una perspectiva diferente de vez en cuando y esa es la razón por la cual te mostramos algunas situaciones que te harán no querer convertirte en un piloto.

1. Demasiadas oportunidades únicas para los pilotos

Es fácil sentirse abrumado por la cantidad de experiencias que los pilotos encontrarán. No te conviertas en un piloto si tú disfrutas de tu zona de confort. Te enfrentarás a nuevos lugares, experiencias y lenguajes en cada destino al que llegues. ¿Cómo puedes evitar todas las ventajas en cuestión de viajes y conocer diferentes partes del planeta, además de sus culturas y su gente?
Los pilotos tienen que vérselas con el mundo que los rodea y adquirir más conocimiento sobre este. ¿No preferirías sentarte en casa o en tu cubículo.

Related: Cómo inscribirte en una escuela de aviación y hacer tu sueño realidad

2. Viajes

Los pilotos deben ver el globo terráqueo en tiempo real desde una altura de más de 30,000 pies. Disfrutar de esa vista del amanecer desde la cabina del avión durante un vuelo de madrugada es realmente un problema para los planes de quedarse en casa. Ciertamente los pilotos llegan a conocer los aeropuertos donde aterrizan más que las ciudades en sí. ¿Te quedarías en el hotel o andarías por ahí visitando sitios y acumulando experiencias alrededor del mundo?
No te conviertas en un piloto si eres del tipo de persona que se queda en casa. Simplemente no disfrutarás la gran cantidad de viajes que hacen y el inmenso número de destinos que ellos visitan.

3. Comida

¿Macarrones con queso o sándwiches de mantequilla de maní? Cuando los pilotos van a sus destinos alrededor del mundo, ciertamente tienen que comer algo para recuperar sus energías. Puede que tu comida favorita no esté en el menú. ¿Elegirás el sushi? ¿Un corte de carne argentino? ¿O un tazón de sopa udon? Elige el servicio al cuarto y pide un sandwich sencillo. Explorar la cultura culinaria mundial es abrumador.
Probar diferentes sabores de diferentes culturas y hacer que tus papilas gustativas tengan un delicioso viaje propio es demasiado emocionante. Encontrar algún McDonalds o KFC hará que te sientas como en casa aunque estés en el centro de Hanoi.

4. Amigos

Hacer amigos por todo el mundo te deja exhausto. Si tú prefieres ir al trabajo, quedarte en tu cubículo y salir con las mismas 3 personas, no te conviertas en un piloto. Cada vez que vuelas la tripulación cambiará y en cada destino habrá un staff de apoyo diferente. El número de nombres que vas a tener que recordar se irá por los cielos con la cantidad de nuevos conocidos y amigos.
A cada lugar que el piloto va, la gente estará alrededor y será inevitable que ellos quieran saber desde dónde se dirige el piloto. No salgas en uniforme a menos que quieras llamar la atención y conocer gente por montones. Es solo una consecuencia inevitable de ir a diferentes lugares y conocer nuevas personas cada día.

Si todos estos argumentos para no convertirte en un piloto no te han convencido y, en lugar de eso, has llegado hasta acá con un deseo aún más grande de aprender a ser piloto en los EE.UU, es porque todo lo anterior es simplemente grandioso para la gente que sueña con hacer de esto una profesión.

Si ese es tu caso, ni siquiera dudes en ir y buscar una escuela de aviación en este instante y empezar tu camino para ser uno de esos soñadores que logran conocer el mundo en un avión.

Guide Graduate as a Pilot in 8 to 10 Months